Año nuevo andino

 

21 de JUNIO.........Año Nuevo andino

"Tuviste un pasado y no lo recuerdas. Trata de identificarlo en el poco tiempo que te queda, sino, no tendrás futuro" Carlos Fuentes (Historiador y Novelista Mexicano)

El dibujo que sigue a continuación es un grabado correspondiente al mes de Junio llamado HUACAY CUSQUI QUILLA de Huamán Poma de Ayala, nuestro cronista indio.

Cuál es el mensaje que nos brinda con este grabado. .

En Junio y Diciembre se presentaban los solsticios, y el de Junio es lo que realmente nos interesa.

El 21 de Junio era el día en donde la tierra encuentra el punto más lejano del Sol , en nuestro país se da inicio al invierno, la noche del 21 de Junio dura mas que el día.

Según Juan José Vega la motivación del mes de Junio llamado según Huaman Poma de Ayala HUACAYQUSQUI QUILLA (mes de llorar), seria el reconocimiento a la debilidad de la deidad, que al observar que su duración de reinado durante el día; era menor lo que ellos estaban acostumbrados; y que a partir de ese día su energía calorífica era débil o ausente.. Además la religiosidad Andina es HOLISTICA, - equilibrado-, cada parte está indisolublemente ligado entre sí, constituyéndose la Unidad del todo, así la acción de sus partes repercute en la acción de los demás.

La vida es una fiesta que nunca acaba, siempre crea. Para los andinos la realidad está integrada por tres comunidades interrelacionadas. La naturaleza (sallqa), la comunidad humana (runas) y la comunidad de los padres (wacas o deidades). Los tres se encuentran en continuo dialogo y reciprocidad, pues este es el modo de ser de la vida, también comparten sus características de in completitud. Para que haya vida, dialogo y reciprocidad debe haber igualdad; si se rompe la igualdad la relación se torna asimétrica, se beneficia unos y se perjudican otros. Conforme a esta lógica la comunidad humana realiza ritos de invocación o petición a sus wacas o padres en determinadas épocas del año para merecer su ayuda y cuando siente agudamente su debilidad. A su vez hace lo propio cuando las wacas o sallqa necesitan de su ayuda.

En el mes de Junio, en solsticio de Invierno, por esta época la Tierra se aleja del Sol, la humedad y el calor son mínimos y las condiciones para la vida merman. En este momento el liderazgo es asumido por la comunidad humana y decide entonces en reciprocidad al amor, calor y vitalidad del Tayta Inti (Padre Sol), ofrendarle Ritos ceremoniales para su salud y vigor y sobre todo para hacerle saber el cariño y la adhesión que le profesan sus hijos, esta ceremonia estaba conducida por HUATIO (padre o dios de la Agricultura).

En todo el reino, en cada comunidad, los habitantes se agrupaban y elevaban sus antorchas o chamizos con el único fin de que el SOL reciba el calor que necesitaba. Por orden de las altas autoridades de cada comarca, todos los habitantes deberían estar presentes en esa noche (la noche del 21). Según Garcilazo de la Vega nos dice que: “Hallaban sé en él todos los capitanes principales de guerra ya jubilados y los que estaban ocupados en la milicia, y todos los curacas y vasallos de todo el imperio, no solo por precepto que les obligase a ir a él, sino porque ellos se obligaban de hallarse en esa solemnidad de tan grande fiesta; que como contenían en sí la adoración de su padre (DIOS) el Sol, y la veneración del Inca su rey, no quedaba nadie que no acudiese a ella.

La falta de energía calorífica no solo lo sentía el poblador o Runa, también llegaba a sentirlo la PACHAMAMA o TIERRA, y es así que los hombres hacían huecos en ella y estos eran llenados con papas principalmente, además camotes y otros productos vegetales, que con lo restante de los chamizos eran cocidos y que estos deberían llegar a el SOL conjuntamente con su vaso de chicha (la Huatia). Esta ceremonia real se lleva a cabo en la tierra donde habitamos (Kay Pacha) tiene su equivalencia en el fenómeno astronómico del mundo de arriba (Hanan Pacha). Este alimento preparado por HUATIO debería ser llevado en la madrugada al SOL y los indios dicen que en este día aparece “EL SUCHO”, que significa “EL QUE ALIMENTA A EL SOL”. (ver grabado al ser que lleva una porción de chicha, esta estrella es SIRIUS).

Para la cosmovisión andina esta constelación es el mensajero cósmico, era la estrella encargada de brindarle su vaso de CHICHA y su alimento que lo llevaba en su alforja al Sol y además le llevaba el alimento que se había cocido en los huecos donde se apagaban los restos de los chamizos (conforme a la ilustración de Huaman Poma de Ayala correspondiente al mes de Junio).

Entonces se da una sincronía: Como es arriba, es abajo. Por ende se cumplía el equilibrio y todo volvía a la normalidad en el tiempo previsto.

Rodolfo "Locrito" Tafur..

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.