¡Buen provecho!

¡Buen provecho!

Cuando un peruano ingresa o sale de un restaurante, a manera de saludo o despedida, expresamos nuestros buenos deseos: "¡Buen Provecho!", mientras, por ejemplo un francés dice "bon apetit". Decir "buen apetito", a otro peruano muchas veces desconocido, es caso inútil, el apetito no nos hace falta porque lo llevamos en la sangre, esta sellada en nuestros genes,.

"El buen provecho", significa que ese bocado debe saborearse como el mas exquisito manjar, que através de la comida obtenga la mejor muestra de cariño y aprecio, que ese bocado excite su memoria y lo traslade al recuerdo mas profundo.

Contestamos con un "gracias, servido" , le estamos diciendo a nuestro interlocutor, que gustaríamos que nos acompañe, porque para el peruano, la comida es la mejor muestra de relación amical, y el acto del acompañamiento es vital, a manera de reciprocidad queremos compartir nuestra comida por sus buenos deseos.

Este simple acto que día a día se desarrolla en el Perú, ¿no es acaso una manera de expresar nuestra filosofía con relación a la comida y a la vida?


Rodolfo "Locrito"

 

 

¡Buen provecho!

Cuando un peruano ingresa o sale de un restaurante, a manera de saludo o despedida, expresamos nuestros buenos deseos: "¡Buen Provecho!", mientras, por ejemplo un francés dice "bon apetit". Decir "buen apetito", a otro peruano muchas veces desconocido, es caso inútil, el apetito no nos hace falta porque lo llevamos en la sangre, esta sellada en nuestros genes,. "El buen provecho", significa que ese bocado debe saborearse como el mas exquisito manjar, que através de la comida obtenga la mejor muestra de cariño y aprecio, que ese bocado excite su memoria y lo traslade al recuerdo mas profundo. Contestamos con un "gracias, servido" , le estamos diciendo a nuestro interlocutor, que gustaríamos que nos acompañe, porque para el peruano, la comida es la mejor muestra de relación amical, y el acto del acompañamiento es vital, a manera de reciprocidad queremos compartir nuestra comida por sus buenos deseos. Este simple acto que día a día se desarrolla en el Perú, ¿no es acaso una manera de expresar nuestra filosofía con relación a la comida y a la vida?
Rodolfo "Locrito" o

 

 

titulo

¡Buen provecho!

Cuando un peruano ingresa o sale de un restaurante, a manera de saludo o despedida, expresamos nuestros buenos deseos: "¡Buen Provecho!", mientras, por ejemplo un francés dice "bon apetit". Decir "buen apetito", a otro peruano muchas veces desconocido, es caso inútil, el apetito no nos hace falta porque lo llevamos en la sangre, esta sellada en nuestros genes,. "El buen provecho", significa que ese bocado debe saborearse como el mas exquisito manjar, que através de la comida obtenga la mejor muestra de cariño y aprecio, que ese bocado excite su memoria y lo traslade al recuerdo mas profundo. Contestamos con un "gracias, servido" , le estamos diciendo a nuestro interlocutor, que gustaríamos que nos acompañe, porque para el peruano, la comida es la mejor muestra de relación amical, y el acto del acompañamiento es vital, a manera de reciprocidad queremos compartir nuestra comida por sus buenos deseos. Este simple acto que día a día se desarrolla en el Perú, ¿no es acaso una manera de expresar nuestra filosofía con relación a la comida y a la vida?
Rodolfo "Locrito" o

 

 

titulo

¡Buen provecho!

Cuando un peruano ingresa o sale de un restaurante, a manera de saludo o despedida, expresamos nuestros buenos deseos: "¡Buen Provecho!", mientras, por ejemplo un francés dice "bon apetit". Decir "buen apetito", a otro peruano muchas veces desconocido, es caso inútil, el apetito no nos hace falta porque lo llevamos en la sangre, esta sellada en nuestros genes,. "El buen provecho", significa que ese bocado debe saborearse como el mas exquisito manjar, que através de la comida obtenga la mejor muestra de cariño y aprecio, que ese bocado excite su memoria y lo traslade al recuerdo mas profundo. Contestamos con un "gracias, servido" , le estamos diciendo a nuestro interlocutor, que gustaríamos que nos acompañe, porque para el peruano, la comida es la mejor muestra de relación amical, y el acto del acompañamiento es vital, a manera de reciprocidad queremos compartir nuestra comida por sus buenos deseos. Este simple acto que día a día se desarrolla en el Perú, ¿no es acaso una manera de expresar nuestra filosofía con relación a la comida y a la vida?
Rodolfo "Locrito" o

 

 

¡Buen provecho!

Cuando un peruano ingresa o sale de un restaurante, a manera de saludo o despedida, expresamos nuestros buenos deseos: "¡Buen Provecho!", mientras, por ejemplo un francés dice "bon apetit". Decir "buen apetito", a otro peruano muchas veces desconocido, es caso inútil, el apetito no nos hace falta porque lo llevamos en la sangre, esta sellada en nuestros genes,. "El buen provecho", significa que ese bocado debe saborearse como el mas exquisito manjar, que através de la comida obtenga la mejor muestra de cariño y aprecio, que ese bocado excite su memoria y lo traslade al recuerdo mas profundo. Contestamos con un "gracias, servido" , le estamos diciendo a nuestro interlocutor, que gustaríamos que nos acompañe, porque para el peruano, la comida es la mejor muestra de relación amical, y el acto del acompañamiento es vital, a manera de reciprocidad queremos compartir nuestra comida por sus buenos deseos. Este simple acto que día a día se desarrolla en el Perú, ¿no es acaso una manera de expresar nuestra filosofía con relación a la comida y a la vida?
Rodolfo "Locrito" o

 

 

¡Buen provecho!

Cuando un peruano ingresa o sale de un restaurante, a manera de saludo o despedida, expresamos nuestros buenos deseos: "¡Buen Provecho!", mientras, por ejemplo un francés dice "bon apetit". Decir "buen apetito", a otro peruano muchas veces desconocido, es caso inútil, el apetito no nos hace falta porque lo llevamos en la sangre, esta sellada en nuestros genes,. "El buen provecho", significa que ese bocado debe saborearse como el mas exquisito manjar, que através de la comida obtenga la mejor muestra de cariño y aprecio, que ese bocado excite su memoria y lo traslade al recuerdo mas profundo. Contestamos con un "gracias, servido" , le estamos diciendo a nuestro interlocutor, que gustaríamos que nos acompañe, porque para el peruano, la comida es la mejor muestra de relación amical, y el acto del acompañamiento es vital, a manera de reciprocidad queremos compartir nuestra comida por sus buenos deseos. Este simple acto que día a día se desarrolla en el Perú, ¿no es acaso una manera de expresar nuestra filosofía con relación a la comida y a la vida?
Rodolfo "Locrito" o

 

 

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.