FELIZ DIA DEL PADRE


¿El porque firmo con el seudónimo de “LOCRITO”?
A la memoria de mí amado padre: Don Oscar Antonio TAFUR Palomino, El viejo “Locro”

“Le contemplo preocupado y el corazón me taladra, porque sin decir palabra, me está hablando del pasado y en su caminar pausado, tiende su vista a lo lejos y frunciendo el entrecejo, evita que fluya el llanto, sólo servirían a un santo, los zapatos de mi viejo.

Hablar de tiempo pasado, sería revolcar la historia; reviviendo la memoria, de ése camino andado, pero mi padre ha forjado, para el futuro un bosquejo y no es el mismo reflejo, el que obstenta en este instante, son grandes para un gigante, los zapatos de mi viejo”
Ismael Miranda: Los Zapatos de mi viejo.

Entre las preguntas que mas recibo de innumerables amigos es que es “Locrito” y porque utilizo ese seudónimo, que relación tiene con el plato llamado “locro” o ¿cual es la relación entre el zapallo y Ud profesor?

Aquí mi respuesta:

Entre los años 30, si en 1930, en Huánuco, no existía luz eléctrica, ciudad pequeña y cuyas fiestas de cualquier índole era amenizado con guitarra, arpa, piano, violín y para terminar una voz melodiosa tocaba las ventanas cuando de serenatas se trataba. No existía contratos pecuniarios para alegrar las fiestas, solo un pedido al amigo trovador y el solicito llegaba casi exacto a la cita pactada.

Mi Padre, Oscar Tafur, quien por esos años contaba con alrededor de 7 años tenia como único sustento a su hermano mayor Federico de 16 años; los Tafur-Palomino habían quedado huérfanos muy tempranamente y entre una de las “aficiones” de Federico, mi tío, era ser el músico y cantante mas solicitado de esa “pequeña” ciudad y su agenda de compromisos, decían que era muy apretaba ya que no solo tenia una voz muy apreciada, sino que tocaba el piano, guitarra, arpa y violín. El único requisito que exigía sin discusión para asistir a amenizar las fiestas era que para el se le preparara el famoso “Locro de gallina”, plato emblemático de Huánuco. Su frase de cerrar el “contrato” era ”SI HAY LOCRO, YO VOY” y solo debería escuchar, “No te preocupes Federico, habrá Locro para ti. Con el pasar de los días y de las fiestas, empezaron a llamarlo a manera de saludo o apodo de cariño: Federico “Vamos Hay Locro de gallina”. Este manera de apreciarlo se trasformo rápidamente en ahí viene Federico, hay viene “El Locro” y posteriormente solo “¡LOCRO!”

Los recovecos del destino quiso que mi tío Federico dejara este mundo muy joven, mi padre me contaba que fue a los 26 años. Como en los pueblos pequeños, los nombres y los apodos se heredan, a manera de recuerdo del trovador del pueblo, empezaron a llamar a mi padre con el mismo nombre de cariño “Locrito”. Cuando mi padre de la mano ( uffff, que recuerdos, como duele su ausencia) me llevaba a muchos lugares y me presentaba a sus amigos , ellos y los hijos de los amigos de mi padre, es decir mis amigos empezaron a llamarme “Locrito” . Un solo colegio en Huánuco, pocos barrios, amigos de una solo generación y amistad de verdad reforzaban este apodo y asi me quede con el nombre de mi tio, luego de mi padre, es decir “Locrito”.
¿Pero que es el “Locro”?. Entre 1726 y 1739, a las personas que oficiaban de cocinero tenían el nombre de GUISANDERO y se definía como guiso a: “La vianda compuesta y aderezada con caldo, especias y otras cosas, a diferencia del asado o el frito” (Diccionario de autoridades- RAE 1726). Para esa misma preparación, tal vez más deliciosa, los Incas casi cuatro siglos tenían un nombre para sus guisos, ellos lo llamaban “RUCKRU”, o -“ROCKRO”, esta palabra quechua se castellanizo como “LOCRO”. Indebidamente, nosotros relacionamos al zapallo con el locro. Hay locro de todo tipo, es decir “Locro de carne”, “Locro de habas”, “Locro de papas”…etc.
Hoy que recordamos al padre, permítanme queridos amigos recordar a mi padre, el viejo “Locro”, cuan orgulloso estoy de llevar tu nombre de cariño. Fuiste el mejor padre del mundo, si me quedara con una sola enseñanza, podría decir a viva voz, el me enseño a ser LIBRE, a valorar la libertad.

Gracias mi querido “Locrito”, gracias papa.

FELIZ DIA DEL PADRE, a todos los que saber ser padres.

Feliz dia a las madres que hacen de Padres.

Rodolfo “Locrito” Tafur

 

 

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.