EL AZAFRAN



Cuenta la mitología romana que Júpiter logra desposar a la más bella y joven diosa del Olimpo, la hermosa Juno (Diosa de lo femenino y hacedora de la maternidad). Ambos se refugian en el Monte Ida, (“Sin árboles”), donde perennizaron su amor y de esta unión nace Croco, cuyo cabello era parecido a los de un león. El joven Croco era muy amigo de Mercurio, este en un juego sin importancia lanza su disco y accidentalmente mata a Croco, cuya sangre se trasformo en una flor de color azafranado.



Los griegos esparcían azafrán en sus salas de teatro porque era el color de la realeza, esta costumbre también lo tenían los antiguos Irlandeses. El vestido de las mujeres casaderas griegas era de color azafrán. Mientras los romanos dormían con almohadas llenos de azafrán para que sus sueños sean de oro. El emperador romano Vario Avito Casiano, llamado Heliogabolo (220 d.C) se bañaba en agua perfumada de azafrán, la hermosa Cleopatra lo usaba como cosmético.

Los árabes argumentan que el azafrán tenía como nombre “zafaran” y manifiestan que esta delicia gastronomica aparece en forma primitiva en la antigua ciudad de Corico, región de la actual Turquía Meridional. Los árabes introdujeron esta planta costosísima a España en el año 911
El gran Buda utilizaba una túnica de color azafranado, y luego de su muerte sus seguidores oficializaron este color como el más importante para las túnicas de los sacerdotes mas elevados. En la India moderna, el “tilak” o marca que se ponen muchos sacerdotes en la frente es hecho de una pasta de azafrán.



Los Rajas Hindúes cuando eran derrotados en sus guerras se ponían sus trajes adornados con flores del azafrán para ingresar a las hogueras y así suicidarse.. En el Cantar de los Cantares se puede leer “Es tu plantel un bosquecillo de granados, de nardos y Azafrán …..(IV, 13,14)

Lo costoso de este producto hacia que se pueda adulterar, los castigos a los adulteradores eran tan severos que 1444, en la ciudad de Nuremberg, un ciudadano llamado Hans Kobele fue quemado vivo por adulterar el azafrán , igual suerte corrió una mujer llamada Ells Pfraghenin en 1456.

Los ingleses decían que cuando un hombre esta demasiado cariñoso con su esposa es porque tenia azafrán en su bolsillo. Y las irlandesas casaderas teñían sus sabanas con azafrán, y ellas aseguraban que el hombre que dormía con estas sabanas fortalecía la masculinidad y deseo sexual.

Por metátesis del español antiguo, dícese que la palabra “cocodrilo” tomaron su nombre del croco (azafrán), porque las únicas lagrimas sinceras que derrama este animal son provocados por la maravillosa fragancia del azafrán.

La Bullabesa es un plato muy famoso, inventado por los habitantes de Marsella luego que los fenicios llevaron el azafrán a sus costas. Existe una versión que este plato fue inventado por una mujer francesa y le daba a su esposo para que se duerma mientras ella estaba con su amante.

“…..Hierbas aromáticas, pimientos rojos, mejillones, azafrán, lenguado, cebollas, ajos y carpas. en ese plato único tiene el nombre de BULLABESA” (1)



En el siglo XVI, el famoso arroz PILAF o PILAU tiene como ingredientes el arroz, azafrán, piñones, queso parmesano, pescados y mariscos.

Las creencias, leyendas, recetas y costumbres pueden seguir de una forma interminable, pero hay que tener en cuenta que se necesita 75,000 flores para obtener una libra de azafrán. Por todo ello, vale su peso en oro.

Rodolfo “Locrito” Tafur

Material de Investigación

(1) Thackeray, William (1811-1873) “Retratos”

Tratados de mitologia Greco-Romana

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.