EL HIGO, su FASCINANTE HISTORIA

 

EL HIGO, su FASCINANTE HISTORIA (1° parte)
Mahoma: “Si pudiera traer un fruto del paraíso, este ciertamente seria el Higo”

(Zamakkschar- erudito del Coran)

Muchos afirman que el primer árbol que sembraron los españoles en el Perú, fue una higuera. Recorrer las casas antiguas de Ayacucho, Huánuco, Lima, Trujillo es observar al ingreso de estas un árbol de Higo, creencias acompañan su existencia.

Igual, la Biblia nos habla que el primer árbol del Edén fue el de higo y las c ulturas Mesopotámicas (la más antigua de la humanidad) la denominan como el árbol del conocimiento, los Vedas la denomina como “flor de la mujer o flor del placer sexual”. En Madrid lo llaman “higo”, en Cataluña se utiliza la frase “figa” para expresar el tema del sexo femenino…en plan popular, claro está. En castellano el árbol es la higuera y en catalán es la figuera.

No es propiamente un fruto, sino una infrutescencia, lo que quiere decir que se modifica a partir de una inflorescencia. Las flores del higo no se ven, pues estas están ocultas en un sicono o cabeza.

Se han descubiertos higos fosilizados en el valle del Jordan que datan de 12.000 años antes de Cristo, al parecer estos alimentos se adelantaron en mas de 1000 años a los cereales (cebada, trigo, etc.). Abundancia e Iniciación sexual son símbolos relacionados con el higo, la savia blanca que aflora al ser cortada, lo relacionan con la leche materna y el esperma, por lo tanto es una “fruta” femenina y masculina. Las mujeres en el África usan esta savia blanca para elaborar ungüentos contra la esterilidad y favorecer la lactancia. Los numerosos granos que contiene significan la unidad y universalidad del conocimiento del hombre.

Rómulo y Remo, míticos fundadores de Roma, fueron amamantados por una loba, este amamantamiento se realiza bajo la sombra de una higuera. Cayo Plinio Cecilio Segundo (+29 d.C), mas conocido como Plinio el Viejo, (Botánico romano) manifiesta que el higo es el árbol sagrado.

Rodolfo "Locrito" Tafur.

EL HIGO, SU FASCINANTE HISTORIA (2°Parte)

El Higo en Europa y Asia

Cuenta que Siddhartha Gautama (Buda) cuando se encontraba bajo la sombra de una higuera tuvo una revelación que lo encamino a fundar el Budismo. Hace unos 2000 años vivió el Rey Mithridates de Pontus en una región del mar Negro que hoy pertenece a Turkía, era ambicioso, déspota, por lo que tenía muchos enemigos que pretendían envenenarle. Pero él, desarrolló una estrategia que, según la leyenda, le dio buenos resultados. En forma mantenida ingería pequeñas dosis de los venenos más conocidos, con el objeto de ir adquiriendo una inmunidad y estos venenos los comía acompañados de higos en la creencia que: “le daba vida” .

En los principios de los Juegos Olímpicos, los atletas ganadores eran coronados con hojas de higo y como premio les entregaban higos para comer. Esta planta en la antigua Grecia era símbolo de honor y vigorosidad. También se encuentra presente en la mitología griega, cuando se dio la guerra de los titanes, Zeus perseguía a Gea y a su hijo Syzeus, cuando la estaba por alcanzar, Gea se trasformó en una higuera, pasando desapercibida, de este mito, la antigua ciudad de Sikea (significa higo en griego antiguo) toma su nombre.

Antiguos grabados griegos presentan a la diosa Demeter (Diosa madre o diosa de la agricultura) sexuada con higo cortado por la mitad.
Entre los Helenos, la fiesta de Dionysius (Baco) los guerreros portaban un falo tallado de la madera del higo, mientras las jóvenes se adornaban con higos cortado en forma longitudinal. Caton “El Viejo” utilizo un higo para destruir Cartago.

La bella Cleopatra no se escapa de la historia del Higo, ya que ella fue envenenada por una serpiente áspid que llego en un canasto con higos.
Entre otras de las numerosas celebraciones griegas, las Tesmoforias (dedicadas a la diosa de la agricultura, Deméter, y a Perséfone), tenían lugar en el verano, las mujeres casadas se reunían en el templo para sus celebraciones y sacrificios. Durante nueve días que precedían a estas fiestas, tenían que purificarse absteniéndose de todo acto sexual.. Al término de estos días, repartían pastelillos en forma de órgano genital femenino, los diakonon, elaborados con harina, miel y granos de sésamo. Las mujeres se adornaban con higos cortados por la mitad (véase fotografía), los mismos que simbolizaban el órgano genital femenino. Cuando una mujer deseaba tener relaciones con algún efebo o varón de aprecio o gusto, tomaba el higo y lo lanzaba al hombre de su predilección. Muy lejos de Grecia, en la China, el novio hacia entrega de un higo, y la dama le entregaba su virginidad, las amigas de la novia portaban un higo en señal de mujer casamentera.

En la Edad Media como el costo del azúcar era alto, los nobles para la fiesta de cuaresma asaban higos con una hoja de laurel y esta receta tomaba el nombre de “tailliz de cuaresma”, era una especie de pudding.

Rodolfo "Locrito" Tafur..

 

 El HIGO EN LATINO AMERICA y el PERU La Fascinante historia del Higo (ultima parte)

En Bolivia se cuenta que el mítico guerrillero Ernesto Che Guevara murió un 8 de Octubre de 1967 y lo mataron en una quebrada, meses después –sembrada o no- creció una higuera, existe hasta el día de hoy, es punto de peregrinación de muchos turistas, esa quebrada antes llamada “Yuro”, hoy se llama “La higuera”.

En Antioquia, Colombia existe una hermosa ciudad llamada Sonson, donde la agricultura siempre ha sido una de sus puntos fundamentales para su supervivencia, el higo se convirtió en fruta de exportación su uso es variado, alimenticio, medicinal etc… también formaba parte de un estatus, este se medía por la cantidad de pan de higo que tenían las familias, a más pan de higo, más estatus social y viceversa. El pan de higo de Sonson, que todavía se hace, está elaborado con los higos secos prensados con almendras en su interior, algunos también le añadían semillas de hinojo. Como alimento era muy importante, pues en cualquier época del año era un imprescindible alimento con una fuente muy fuerte de calorías para poder afrontar los duros trabajos del campo.

En Cuba se mezcló con creencias y religiosidad africana, a OSHUN –deidad africana- le entregaban ofrendas de higo. Al Perú llega el higo en 1532, amigos me cuentan que Pizarro ordeno que cada familia pudiera sembrar una higuera, sus manos sembraron el primer árbol en Lima y este fue una higuera.

Los sacerdotes católicos cuando construyen un Convento siempre sembraban una higuera y esto es asimilado por los antiguos peruanos y en muchos pueblos perdidos de nuestro Ande lo empezaron a llamar "El árbol de Dios", también le dieron la fama de que dicha higuera ahuyentaba a los malos espíritus y atraía la fortuna. Pero los españoles no solo trajeron dicho árbol, sino también a la “mascota del diablo”, el macho cabrío, que en el Perú lo llaman "Chivo", su carne no es muy apreciada por diferentes motivos, y en especial porque se le asocia a los personajes del infierno. Pero el hambre aprieta y es menester consumirlo, entonces. El guiso de “chivo” se acompañan con los frutos del "árbol de Dios", es decir los higos y es así como nace una receta propia de los peruanos, esta preparación ya casi está en desuso y su nombre es “La carne del Diablo”, sus ingredientes y preparación es: Carne de chivo previamente serenado (exponerlo a la luz de la luna por una noche), luego muy de mañana adobarla con chicha de Jora macerada, aji amarillo molido, sal, pimienta, abundante ajos y comino. En una sartén en aceite caliente sellar la carne y luego agregar cebolla finamente cortada, cuando la cebolla se encuentre tierna, se le adiciona el jugo de la maceración agregando una ración más de chicha de Jora, dejarla cocer hasta que la carne este tierna. Agregar los 6 higos cortados horizontalmente y dejarlo en fuego lento por espacio de 5 minutos. Rectificar la sazón Se sirve en una fuente acompañado con arroz blanco.

¡Lo he preparado y es DELICIOSO! Buen Provecho

Rodolfo “Locrito” TAFUR ..

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.