El Mango

 Una nota de introducción para comprender el artículo “ EL FRUTO QUE ES DE LA GENTE: «EL MANGO»

Te comento estimado amigo(a) que los Hindues para referirse a su religión utilizaban (y siguen utilizando en muchas regiones de la India) la palabra «Dharma» (aquí lo traducimos como «Karma»), esta frase significa para ellos: religión, religiosidad, deber hacia el Trascendente o el trascender hacia recuerdo amable. Las creencias o acercarse a un determinado «Dharma» es Sanatana Dharma, se traduce como «Justicia o Religión Eterna» . Ellos, durante casi cinco milenios buscan , quizá la más radical y extensa, El Trascendente, del Absoluto, del Último, del significado de toda la realidad . Es una lucha constante con su principal "enemigo" ellos mismos , el hombre como ser humano. En efecto, lo defino como una disciplina «atlética espiritual» . Al mismo tiempo, el hinduismo es una indagación para librarse del mal de la ignorancia y de todos los males morales que provienen de la ignorancia de la identidad del yo con el Absoluto o Brahman.

El hinduismo es una búsqueda ininterrumpida dirigida a la autorrealización, la liberación de la ilusión de la apariencia de las cosas («maya»). Es una búsqueda para la plenitud, (pleroma, «purnam»)

Fuente de Investigación: SEBASTIAN KAROTEMPREL, S.D.B., el “EL HINDUISMO”

Rodolfo “Locrito” Tafur

 

 EL FRUTO QUE ES DE LA GENTE: «EL MANGO»

Bajo un árbol de mango te acaricié,

besé tus labios rojos, húmedos, suaves

quedando cautivo de tu belleza de tu armonía,

de tu elegancia y fineza.

Florentino II

Tal vez por una especial premonición los Dioses Hindúes entregaron a sus súbditos más pobres una fruta que cuando estos lo comieran les serviría para identificarse con ella, otros dicen que el Dios de la creación del universo Hindu, Prajapati quiso darles alegría a sus hijos terrenales y les entrego una fruta tan delicada y que por nombre le dieron: “AMRA”, palabra sánscrita que se utiliza para denominar al MANGO, los hindúes lo tradujeron como “perteneciente a la gente”.

Ellos dicen que “AMRA” o "MANGO" es la misma “Amra”, la cortesana de Vaishali y, refleja muy bien el hecho de que este árbol es una parte muy importante de la vida y cultura de aquellas regiones en que la naturaleza permite su cultivo.

En muchos países del África, los hombres y mujeres se reúnen bajo su sombra de un árbol de mango para discutir los problemas que aquejan al pueblo, es por ello que le dan el nombre de “Árbol y fruto de las palabras”. En Indonesia lo llaman “Pauh” o fruta del pueblo y los turcos lo llaman “Naghk” y con igual definición, fruto del pueblo.

Su llegada a América fue tardía, Brasil en 1700, Puerto Rico en 1740, Jamaica y Republica Dominicana 1782, Costa Rica 1796, Hawái 1800; es por ello que el escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Novel de Literatura, manifiesta en su obra “El general en su laberinto” (García Márquez, 1989) de que Bolívar (1783-1830): “ no pudo comer mangos con el deleite infantil que….por la buena razón que aun faltaba varios años para que el mango llegara a las Américas”.

Son los latinos americanos que en su afán de encontrar la verdadera razón de este regalo de los Dioses Hindúes sacan el mayor provecho de esta deliciosa fruta: En regiones amazónicas del Perú, los naturales extraen una grasa especial de la semilla, la misma que utilizan como jabón para lavar la ropa y luego de ello lo entregan a su ganado para su alimentación correspondiente. Al sur de México, los aborígenes suelen cocinar las hojas jóvenes y son el deleite de los niños, su aplicación es diurética, febrífuga y así mismo es recomendado contra el asma, bronquitis y los adultos a escondidas lo toman para prevenir la blenorragia.

En otras latitudes latinoamericanas las flores tanto frescas como secas son utilizadas para combatir la disentería y uretritis. El masticar flores frescas cura el escorbuto.

La corteza de su árbol es muy usada para combatir el reumatismo y sus taninos para curtir los cueros.

En esta pequeña relación de las bondades extras frutales del mango hay motivo mas que suficiente para agradecer a los hindúes por regalarnos tan especial fruta y recuerden que uno de los mejores piropos para describir la belleza femenina es: “Esa mujer es un mango”

Rodolfo “Locrito” Tafur

 

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.