EL MERCADO “Jorge Chavez”

 

 EL MERCADO “Jorge Chavez”,

Surco…. UNA SINFONIA HECHO PLATO: CHANFAINITA en “Pale”

“Todo cocinero que se precia de tal debe conocer el mercado de su ciudad y cuando llegue a otra localidad es obligado conocer el mercadillo de ese lugar”, esta, tal vez es una ley no escrita pero de fiel cumplimiento por todo cocinero y es por ello que el dúo Tenedor&Cuchillo (Carlos del Pozo y vuestro servidor) enrumbamos nuestro andar gastronómico a uno de los mercados más emblemáticos de Lima-Sur, el mercado “Jorge Chávez” de Santiago de Surco, fuimos en busca del mítico plato de Chanfaina que “Pale”, especie de restaurante que no tiene la definición de tal pero se come delicioso.

Una de las pasiones más grandes del célebre músico Gioacchino Rossini era la cocina y en sus viajes a Francia solía reunirse con su gran amigo, el genial Chef Antonin Carême.

Algunos biógrafos del Músico y del Chef, nombran como uno de las delicias que ambos disfrutaban era un “UN RAGOÛT DE MOU” o “CHANFAINA”. No es un plato de esclavos, es un plato de genios y si deseas disfrutar lo que disfrutaban estos genios te recomiendo estimado amigo que busques tú banca y pidas una “chanfainita” ya que en “Pale” lo hacen muy sabrosa. También encontraras el clásico Ceviche y la emblemática “Papa a la Huancaina”, muchos comensales lo disfrutan en una especie de “mezcla” llamada “Triple”, presentación que tiene muchos adeptos pero me permito recomendar que los pruebes en forma individual-plato por plato- para descubrir el sabor de cada muestra.

La Causa rellena de pollo tiene el sabor familiar y su presentación es “como en casa”, generosa. Recomiendo su visita.

Dentro de este mercado encontramos casi a la salida hacia la Av. Jorge Chávez un quiosco donde la selva ha hecho su presencia, el emblemático “Cecina con Tacacho”, los “chifles charapas” son crocantes y calentitos, su aguaje es una bebida de obligado consumo.

Si quieres probar de la “Selva su Cocina”, ahí lo encontraras .

Estoy seguro que todo cocinero que visita este mercado se podría pasear con los ojos cerrados y adivinar los productos con solo la nariz, porque visitar el mercado es recorrer la fuente de la cocina de un pueblo.

Rodolfo “Locrito” tafur

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.