HIGO, su FASCINANTE HISTORIA

EL HIGO, su FASCINANTE HISTORIA

Mahoma: “Si pudiera traer un fruto del paraíso, este ciertamente seria el Higo”
(Zamakkschar- erudito del Corán)

Desde la antigüedad esta fruta está considerada como afrodisíaco. Fue la fruta favorita de Cleopatra, y los griegos también la asociaban con el amor y la fertilidad. Los antiguos egipcios y los dioses griegos aparecían siempre con collares de higos, e incluso llegaron a considerar sagrada la higuera. 

Al parecer este fruto tiene mayor efecto afrodisíaco en las mujeres.

Igual, la Biblia nos habla que el primer árbol del Edén fue el de higo y las culturas Mesopotámicas (la más antigua de la humanidad) la denominan como el árbol del conocimiento, los Vedas la denomina como “flor de la mujer o flor del placer sexual”. (3). En España se utiliza la palabra “higo” en castellano, y en “catalán “figa” para expresar el tema del sexo femenino…en plan popular, claro está. En castellano el árbol es la higuera y en catalán es la Figuera.

Abundancia e Iniciación sexual son símbolos relacionados con el higo, la savia blanca que aflora al ser cortada, lo relacionan con la leche materna y el esperma, por lo tanto es una “fruta” femenina y masculina. Las mujeres en el África usan esta savia blanca para elaborar ungüentos contra la esterilidad y favorecer la lactancia. Los numerosos granos que contiene significan la unidad y universalidad del conocimiento del hombre.

Higo y su historia

Rómulo y Remo, míticos fundadores de Roma, fueron amamantados por una loba, este amamantamiento se realiza bajo la sombra de una higuera. Cayo Plinio Cecilio Segundo (+29 d.C), más conocido como Plinio el Viejo, (Botánico romano) manifiesta que el higo es el árbol sagrado.

Cuenta que Siddhartha Gautama (Buda), cuando se encontraba bajo la sombra de una higuera tuvo una revelación que lo encamino a fundar el Budismo . Hace unos 2000 años vivió el Rey Mithridates de Pontus en una región del mar Negro que hoy pertenece a Turkía, era ambicioso, déspota, por lo que tenía muchos enemigos que pretendían envenenarle. Pero él, desarrolló una estrategia que, según la leyenda, le dio buenos resultados. En forma mantenida ingería pequeñas dosis de los venenos más conocidos, con el objeto de ir adquiriendo una inmunidad y estos venenos los comía acompañados de higos en la creencia que: “le daba vida”

Antiguos grabados griegos presentan a la diosa Demeter (Diosa madre o diosa de la agricultura) sexuada con higo cortado por la mitad.

Entre los Helenos, la fiesta de Dionysius (Baco) los guerreros portaban un falo tallado de la madera del higo, mientras las jóvenes se adornaban con higos cortado en forma longitudinal. Caton “El Viejo” utilizo un higo para destruir Cartago.

En la India el higo es árbol sagrado, Buda lo tiene en su famoso “balete”, representando fuerza y vida, ejes del mundo donde viven los genios, representando el conocimiento adquirido tras la meditación. La bella Cleopatra no se escapa de la historia del Higo, ya que ella fue envenenada por una serpiente áspid que llego en un canasto con higos.

Entre otras de las numerosas celebraciones griegas, las Tesmoforias (dedicadas a la diosa de la agricultura, Deméter, y a Perséfone), tenían lugar en el verano, las mujeres casadas se reunían en el templo para sus celebraciones y sacrificios. Durante nueve días que precedían a estas fiestas, tenían que purificarse absteniéndose de todo acto sexual. Al término de estos días, repartían pastelillos en forma de órgano genital femenino, los diakonon, elaborados con harina, miel y granos de sésamo. Las mujeres se adornaban con higos cortados por la mitad (véase fotografía), los mismos que simbolizaban el órgano genital femenino. Cuando una mujer deseaba tener relaciones con algún varón de su aprecio, tomaba el higo y lo lanzaba al hombre de su predilección. En la China, el novio hacia entrega de un higo, y la dama le entregaba su virginidad, las amigas de la novia portaban un higo en señal de mujer casamentera.

Rodolfo “Locrito” TAFUR

 

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.