EL DÍA DE HOY RECORDAMOS UN AÑO MÁS DEL FALLECIMIENTO DEL GRAN AMAUTA JOSÉ MARIA ARGUEDAS

 

EL DÍA DE HOY RECORDAMOS UN AÑO MÁS DEL FALLECIMIENTO DEL GRAN AMAUTA JOSÉ MARIA ARGUEDAS.

AQUÍ MI HOMENAJE

“EL ENCUENTRO ENTRE HUATIO Y LÚCUMA” INTERPRETANDO A ARGUEDAS

Francisco de Ávila (1573-1647) fue un Presbítero peruano al quien se le conocía como “Extirpador de Idolatrías”. Tenía la misión de destruir las antiguas creencias andinas y reemplazarlas por la religión católica. Escribió algunos libros, entre ellas: “Dioses y Hombres de Huarochirí”. La primera traducción lo realiza José María Arguedas; en esta leyenda se presentan algunos elementos que tras otra mirada y recogiendo una versión Yarowillca (Huacaybamba, Huánuco), podemos profundizar más sobre el encuentro entre Cuniraya Huiracocha o Padre de la Agricultura Andina, “Huatió” (“el que come papa o el que cría papas”) y la hermosa CAHUILLACA.

Cuniraya Huiracocha: cuando se descifra esta palabra quechua, podemos encontrar que CUNI es la castellanización o deformación de QORY, QOÑY o CURI, los mismos que significan valioso, oro. AYA se conceptúa como enterrado o muerto y Huiracocha es Padre supremo (Dios). Cuando Arguedas describe a Cuniraya, nos dice que era un hombre muy pobre, y andaba paseando con ropa sucia y hecha harapos, y sin reconocerlo algunos hombres lo trataban de mendigo piojoso. Pero Cuniraya era el padre (dios) del campo. ¿Acaso nos estamos refiriendo a nuestra deliciosa PAPA?

Con respecto a la Madre o Diosa CAHUILLACA, el otro personaje de esta leyenda, a quien describen como: “Había una mujer que se llamaba Cahuillaca y que también era huaca.

Cahuillaca era todavía doncella. Como era muy hermosa, todos los huacas y huillcas deseaban acostarse con ella. Pero ella siempre los rechazaba. Sucedió que esta mujer, que nunca se había dejado tocar por un hombre” Es decir esta mujer era un monumento al orgullo porque sabía el valor de su belleza. Si desciframos la frase “Cahuillaca” encontramos las siguientes raíces quechuas: Cahui es la castellanización de “QHAWA”, la misma que significa mirase uno mismo, observar su belleza, ser orgullosa de su belleza. La palabra “LLACA o LLAQA”, significa, cuerpo esbelto, cuerpo sin grasa, frescura, lozanía.

También manifiesta la leyenda que Cahuillaca vivía bajo un árbol de “Lucuma” o “Lugma”. Hay que tener en cuenta que la frase “Lucuma” procede de la frase quechua “Lugma” o “Rugma” que significa “Corazón de piedra o mujer orgullosa” Cuniraya, que la observaba de lejos, pensaba en la manera de acercarse a la bella Cuhuillaca. Entonces se convirtió en un pájaro y voló hasta la copa del lúcumo, donde encontró una lúcuma madura a la que le introdujo su semen, luego la hizo caer del árbol cerca de Cahuillaca. Al verla se la comió muy gustosa y de esa manera quedó embarazada sin haber tenido relaciones con ningún hombre. A los nueve meses Cahuíllaca dio a luz, crió sola durante un año a su hijo, pero siempre se preguntaba quién sería el padre. Al cumplirse el primer año , el niño ya andaba a gatas, llamó entonces a todos, huacas y huillcas, a una reunión a la que estos acudieron vestidos con su ropa más fina.

Esta reunión tuvo lugar en Anchicocha, al llegar se fueron sentando y la bella Cahuillaca les enseñaba a su hijo y les preguntaba ¿quién era el padre? Pero nadie reconoció al niño. Cuniraya Huiracocha también había asistido, pero como estaba vestido como mendigo Cahuillaca no le preguntó a él, pues le parecía imposible que su hijo hubiese sido engendrado por aquel hombre miserable. Como nadie reconocía al niño, Cahuillaca le dijo al niño que fuera él mismo a reconocer a su padre y dijo a las huacas que si el padre estaba presente el niño se le subiría encima. Así lo hizo y el niño se dirigió muy contento donde se encontraba Cuniraya Huiracocha. Cuando su madre lo vio, muy encolerizada, gritó: «!Ay de mí! ¿Cómo habría podido yo dar a luz el hijo de un hombre tan miserable?».

Aquí se puede observar algunos elementos muy interesantes: “ANCHICOCHA” y “huacas que si el padre estaba presente el niño se le subiría encima. Así lo hizo y el niño se dirigió muy contento donde se encontraba Cuniraya Huiracocha”. La leyenda sigue y nos cuenta que el padre era saber “Cahuillaca” que el padre era Cuniraya, Cahuillaca emprende su huida hacia el mar o “Mama Cocha”. La variante que estudie cuenta Así: “Cahuillaca al saber que el padre de su hijo es Cuniraya, ella toma su hijo y decide sumergirse en la laguna que se encontraba muy cerca de la reunión y esta tenía el nombre de “ANCHHIYCOCHA”. Si analizamos el nombre de esta laguna que se encuentra hoy en la provincia de “Huacaybamba” (Huanuco) podemos decir que “ANCHHIYCOCHA” significa “Congoja, aflicción, pena, pesadumbre, Gemir, sollozar, Suspirar”. En la leyenda recogida por Arguedas nos habla de un niño que al llegar donde se encontraba Huatio, el pequeño lo tomo de su pierna y sonrió. . En esta laguna, cada nueve meses aparece una bacteria comestible de nombre científico “Nostoc Commune y que el pueblo lo llama “CUSHURO”, “Murmunta” o “LLullucha”. La frase quechua “LLullucha” es la castellanización de “LLapacha”, que significa “Hijo del andrajoso”. Murmunta viene del quechua “Hikunta”, llorara amargamente y “Cushuro” es la castellanización de “KISUKI” o KISHURI” que significa pequeño sonriente. Como podrán observar uds amigos, esta leyenda que nos alcanza el gran Amauta Jose Maria Arguedas también es una leyenda gastronómica y los productos a saber son : Cuniraya, PAPA. Lugma o Rugma, la fruta LUGMA y Cushuro, llullucha o llapacha, es el hoy delicioso “CUSHURO”. Ah¡¡¡¡¡¡¡ el Cushuro huanuqueño, es hermoso de colores indescifrables.

Con este artículo, quiero recordar a Don José María Arguedas, un peruano que amo sencillamente al Perú

Rodolfo “Locrito” Tafur

Material de Investigación:

a.- Obras de Stiglich, German : 1821

b.- Vasquez M, Eduardo: Investigaciones Sociales UMNSM

c.- Gareis, Iris , "Idolatria e Inquisición en el Virreynato del Peru....siguen muchas mas. 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.