La cocina Andina y el Afecto
  

Las ollas-ceramicos encontrados en muchas excavaciones tienen una forma especial: Concavo, con cuello que es proporcionalmente estrecho y con la boca abierta. Este elemento (la olla), que mira hacia adentro se dice que representa el UTERO. Es que en las definiciones del hombre andino no existe el concepto cocinar, y el proceso que se utiliza para preparar el alimento es el cocido , el hervido, por lo tanto es un proceso de tiempo y maduración, y ádemas es cerrado con una tapa. No es por demás que el hombre pre-hispánico peruano lo llama "mamata", "mama" o "mamanta" a la comida, es decir que el alimento viene de la madre, de lo femenino y del útero, albergado y cocido en una olla de barro por determinado tiempo.

Esta concepción tiene connotaciones cosmológicas y relaciona al poder divino con el alimento y su preparación; esta relacion se traduce en afecto; los hombres del ande guiados por los mitos y leyendas, vale decir por la creación colectiva manifiestan que la primera palabra del niño es "papa" o "pa", es decir esta pidiendo afecto y el afecto es el alimento, y el alimento de afecto en el ande es la PAPA, que viene de la entraña de la Madre Tierra.

Rodolfo Tafur

 

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.