TE QUIERO DECIR ALGO, “LA KACHANGA”



Decir la palabra “tortilla” es decir México. Los aztecas primero, ahora los mexicanos tienen como sustento histórico de su gastronomía al maíz. El Dr. en Historia Sergio Antonio Corona Páez, de la Universidad Iberoamericana “Santa Fe”, México, sugiere que la palabra tlaxcalli que significa hacer con ambas manos, seria la primera denominación lo que hoy conocemos como tortilla, frase ligada íntimamente al pueblo Tlaxcalteca, lugar donde se consume tortillas desde 1589.

Pero es el caso que también en el Perú desde la época pre hispánico existe el maíz, y si bien es cierto que la papa es el alimento del sustento de los peruanos, el maíz no solo fue un alimento, sino que, su utilización y representación religiosa fue de suma importancia, tal es así que hoy en día cuando visitamos pueblos de nuestra serranía podemos observar mazorcas de maíz en los aleros de las casa, el manejo de esta gramínea lo tenia el Estado Inca.

Los alimentos, desde tiempos muy remotos hasta la actualidad en el Perú tuvieron y tienen para muchos peruanos, la definición de sagrado, porque los productos alimenticios servían como vinculo comunicante entre el hombre andino (Runa) y su Deidad (Huaca) y la Naturaleza (Shallka), mientras que los Aztecas se comunicaban con sus Dioses a través del sacrificio (sangre) y los europeos utilizaban la palabra (oraciones).

Por lo tanto el alimento en el Perú de ayer y hoy es la demostración mas palpable de aprecio, respeto y sobre todo cariño. Existe una frase que grafica esta definición: “Muéstrame tu cariño”, que quiere decir invítame tu comida, y en toda reunión el alimento siempre esta presente.

La pregunta es: ¿Si tenemos Maíz, existió o existe una tortilla peruana? La respuesta es SI, su nombre actual es KACHANGA que viene del quechua KACHANPU o KACHANPA

Esta tortilla pre hispánica era en base de harina, que puede ser de maíz, quinua, kiwicha, etc. Se mezclaba con añawi azwa (concho o restos de chicha de jora madura) esto se convertía en una especie de levadura y sal. Este alimento fue de suma importancia en las relaciones sociales del Perú pre-hispánico, cuando una persona deseaba acercarse a otra para obtener o demostrar su aprecio, su cariño, o admiración, le entregaba una KACHANPU o KACHANGA, pues la palabra quechua Kachanpu tiene como significado: “Mensaje, decir algo engalanado, manifestar su admiración o bailar con o para el agasajado”. Existía un baile llamado K'achanpa, danza típica incaica, en la que los personajes llevan el ritmo ladeando el tronco del cuerpo, o meciéndolo lateralmente. La k'achanpa es una de las danzas incaicas más hermosas, de factura distinguida o clásica (1).

En época Colonial, esta demostración de afecto siguió observándose y muchos españoles usaban esta costumbre inca a manera de “piropo”. Para que el “mensaje” sea mas apreciado, la hoy llamada Kachanga era untaba con miel y entregada a la dama de su predilección. Esta forma de “piropear” a la mujer se acrecentó en los primeros años de la Republica. La belleza de las mujeres del Perú republicano fue tan famosa que el viajero francés Radiguet las describe de esta forma: “Lima, paraíso de mujeres; purgatorio de hombres; infierno de borricos. En la limeña hay a la vez, de la avispa y del colibrí. Tiene, como la primera, un fino corpiño y un dardo que es el epigrama; y del segundo, el color brillante, el vuelo caprichoso y desigual, y de ambos, un amor inmoderado al perfume y a las flores. Se la ve bajo los portales revolotear codiciosamente de un cesto a otro de las mistureras, y a veces le ocurre acosar a un transeúnte de cierta calidad con toda clase de zalamerías y gentilezas para obtener de su generosidad algún regalo dulce ansiado………Por nombre de «Calle del Peligro» llamábase al sitio ocupado por las mujeres. Las sirenas ejercían seducciones tan irresistibles, que los curas y cucufatos, para evitar este pasaje peligroso daban vueltas inmensas,……”(2)

En la actualidad, esta forma de establecer una relación amical, festiva o social todavía perdura en muchos pueblos alto andinos, tal es así que, para comprometer la organización de la fiesta de un pueblo o la celebración patronal, se entrega un pan con alguna forma especial. Hoy en día la otrora Kachanpu, trasformada en la actualidad con el nombre de KACHANGA, es una tortilla que va camino a la desaparición, solo lo podemos encontrar en alguna esquina de algún barrio popular y la KACHANGA con miel, mal llamada “platillo”, talvez lo encontremos en algún kiosco de colegios pobres. A todos los peruanos que amamos la cocina de nuestro país, les pido revalorar esta deliciosa tortilla, delicia de nuestra infancia.

Estimados amigos, estimado lector, cuando tengan la oportunidad pidan una Kachanga, tal vez el cafetín donde se encuentren no lo tendrá, pero solo así, rescataremos del olvido tan apreciable tortilla y sobre todo su valor cultural.

Rodolfo “Locrito” Tafur

Bibliografía Y Material de Investigacion

(1) Lira, A.Jorge: Diccionario KKechuwa- cusqueño. Español (1941 ) Universidad Nacional de Tucumán - Argentina;

(2) Radiguet, Max: Lima y la Sociedad Peruana .BNP 1971

1.- Chukiwanka, Ayulo F.1933 Alfabeto científico aymara, Puno-Perú.. Edición. Educación y Cultura (Bolivia)

2.- Layme Pairumani, Félix. “Alfabeto único oficial para los idiomas aymara y quechua, La Paz.1983

3.- Martinez P, Pedro. “Juk ñiqi p'anqata ñawirispa allinchaq” (Diccionario) La Paz Bolivia 2007

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.