DESMENUZANDO UNA LEYENDA URBANA GASTRONOMICA

 DESMENUZANDO UNA LEYENDA URBANA GASTRONOMICA:

Muchas veces he escuchado a chefs, profesores, académicos de la cocina y alumnos manifestar que: “La CAUSA” nace cuando un grupo de damas limeñas en su afán de ayudar al General Don José de San Martin en su gesta libertadora, ellas empezaron a vender, otros dicen a entregar una preparación de papa con ají, y que cuando el General en su proclama del 28 de julio de 1821 manifestó que “El Perú es libre e Independiente por LA CAUSA….” y ¡Oh sorpresa, !, nació “LA CAUSA LIMEÑA”. Sera esto cierto, creo que no, pues analicemos lo que sucedía en Lima en los días previos al 28 de Julio de 1821; para mayor datos he tomado lo que nos relata El Dr Virgilio Roel PINEDA en su libro: LOS LIBERTADORES, proceso social, económico, político y militar de la independencia: “Ante el giro que los acontecimientos militares habían tomado, en el bando colonial comenzó a cundir la desazón, la incertidumbre y la furia, productos de su frustración.

Esta mescla anímica, algunas veces dio curso a actos vandálicos como cuando, a raíz de la pérdida del buque español -La Esmeralda-, las turbas coloniales atacaron a indefensos extranjeros. Varios ciudadanos ingleses fueron asesinados en las calles de Lima. La agresividad vandálica de estas gentes fue también sufrida por quienes habían cooperado con los Independentistas en Chincha y Pisco, (una vez que el General San Martin hizo abandono de estas localidades). Por todos estos desmanes vandálicos de los que no querían la Independencia del Perú, San Martin se vio precisado hacer llegar al conocimiento de los “Españoles Europeos” (llamados también godos) una intimidación escrita en términos categóricos, advirtiéndoles que, “desde que el momento que se derrame una gota de sangre por las arbitrariedades o la venganza, todo español quedara fuera de la ley y donde quiera que sea aprendido, será pasado por las armas”. La advertencia contuvo algo los malos hábitos de la canalla conducta asesina de los realistas españoles y simpatizantes de ellos, que se cuido de continuar con sus desmanes”. Según las informaciones de la época, en círculos “distinguidos” de Lima no había simpatía por la causa independiente.

El propio Basadre lo dice en su libro sobre la “Iniciación de la Republica” , en el que escribe: “Que en Lima no fue muy ardoroso el entusiasmo emancipador lo revelan varios documentos de la época publicados en la correspondencia del General.”

La pregunta es entonces, si esos días eran escenario de guerra entre quienes deseaban seguir perteneciendo a la corona española y los independentistas, ¿qué mujer se atrevería a salir a vender papa con ají o Causa para apoyar a estos últimos? Y además debemos preguntarnos ¿Quienes sufren en una guerra ya sea entre dos países o guerra civil?, pues las mujeres y los niños. Las primeras porque corren el riesgo de ser agredidas en toda forma y los segundos por su debilidad y posible abandono. Por lo tanto queridos amigos, Uds. saquen sus conclusiones.

Rodolfo “Locrito” Tafur

Fuente de Investigación:

VIRGILIO, Roel. LOS LIBERTADORES, proceso social, económico, político y militar de la independencia: pág. 130,131 (Desazón en la Capital) Rodolfo "Locrito" Tafur..

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.