EL LIMON, LAGRIMAS DE LA DIOSA DE LA ESPERANZA



“Si la vida te da limones,

haz con ellos una limonada”.

Jose Santos Chocano

 





Cuentan los hindúes que el malvado demonio llamado Hiranyaksha en su afán de dejar a los hombres sin fe ni esperanza, arrastró a la diosa de la tierra Budhevi, la diosa de la ESPERANZA del Pueblo hindú, hasta el fondo del mar. Al oír su llanto, el poderoso Vishnu, dios más importante de los hindúes, se convierte en jabalí, se zambullo en el mar, lo corneo hasta matarlo, coloco a Budhevi sobre su hocico, la rescata llevándola hasta la superficie.

Agradecida la hermosa Budhevi empieza a llorar y de cada uno de sus ojos cae una lágrima, primero cae de la izquierda y nace una hierba (Hierba Limón o hierba luisa). Seguidamente el de la derecha y nace un árbol, ambos tenían aromas similares. Pero la ultima tenia una flor blanca y luego de algún tiempo entrego un fruto: El Limon. Vishnu decide esparcir en una hoja de loto el aroma de las lágrimas para que toda la humanidad al percibir este perfume, tuviera la esperanza de mejor vida. Este aroma se le dio el nombre de LIMÜN, que significa colectivo, pueblo unido. Budhevi es considerada también diosa de la ESPERANZA del Pueblo hindú.

La mitología griega aporta a la historia de este fantástico cítrico una leyenda donde se le conocía al limón como “La Bola de Oro” y era considerado como una joya sagrada, ya que se decía que el Jardín de las Hespérides existía innumerables árboles de limón; este famoso fue un regalo de la Diosa Gea a la Diosa Hera con ocasión de su boda con Zeus. Dicho Jardín parece haber existido en el perdido continente la Atlántida. Los griegos lo introdujeron en las ceremonias nupciales, al considerarlo un símbolo de fecundidad

El 4 de noviembre de 1532, los limones llegaron a Perú, los trajeron los españoles porque este cítrico era su mejor defensa contra el temible escorbuto. El limón se sembró en San Miguel de Piura (Cieza, 1924,145, 191; Cobo, 1891: II, 325).

La influenza traída por los españoles era una enfermedad desconocida en Centro-America y así como también en el Perú, Esta enfermedad empezó a diezmar la población indígena y se ordeno que se les suministraran limón a todos los naturales para su curación, es así como se empieza a sembrar en forma masiva los limones. Su siembra en tierras peruanas y en especial en la zona norte se convierte en uno de los primeros productos de exportación del Perú de esa época, y esto lo podemos verificar revisando los trabajos del Arqueólogo autodidacta ecuatoriano Emilio Estrada Icaza, quien estudia la "Descripción de la Gobernación de Guayaquil" (Biblioteca Nacional de Madrid, 1597) señala este escrito: "El pueblo de San Pablo de Manta tiene un puerto al que lo llaman Manta, es el primer puerto de Piru, llegan limones desde San Miguel de Piura para los adelantados en la mar”.

En el norte del Perú, empieza a nacer una variedad llamada Limón de Pica (Citrus aurantifolia), este tipo de fruto del limonero es de una acidez especial, cáscara delgada y jugo abundante, su uso fue tan versátil que no solo era medicinal, sino que se en la cocina se convierte en el mejor aliado del cocinero peruano, ya que su utilización se hace imprescindible en casi todos sus platos.

El ceviche, plato de bandera peruano literalmente nace con la llegada del limón a tierras peruanas, no debemos olvidar a nuestra noble “Kausa”, y hasta en el apetitoso “cau cau” y asi como muchos platos del Perú reciben las lágrimas de la esperanza, lágrimas de la diosa Budhevi.

Rodolfo ”LOCRITO” TAFUR

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.