LOS MERCADOS EN EL PERU y su patrona . LA VIRGEN DEL CARMEN y los alimentos

LOS MERCADOS EN EL PERU y su patrona

LA VIRGEN DEL CARMEN y los alimentos

“Un día un alumno me preguntó, ¿históricamente quien nos ha sido fiel profesor? Solo atine a decir, nuestros alimentos, nuestras costumbres, nuestras raíces. Por ello regresemos a nuestro mercadito del pueblo, conversemos con la Kery Awicha, saludemos a la Katera hoy Casera y pidamos nuestro yapay o yapa , llevemos a la casa el alimento optimo. Respetemos nuestras costumbres”.

Rodolfo Tafur (Dic 2007)

La semana que termino fue muy atareada, exámenes finales en la Universidad Ricardo Palma y Universidad Científica del Sur, casas de estudios superiores que tengo el honor de conformar su plana docente. Los verían Uds., todos los alumnos, ¡todos! preocupados por presentar un buen trabajo-proyecto encomendado y con ello tener la nota aprobatoria deseada para así ser promocionados al siguiente nivel. Esta vez quise hacer una especie de “experimento” con todos los alumnos y les encargue a manera de trabajo-proyecto que el mercado de su barrio, distrito o tal vez de su pueblo lo conviertan en un recurso turístico teniendo como eje primordial su acción social del mercado en su ámbito geográfico y sus bondades gastronómicas (cualquiera sea su variante). El resultado fue muy gratificante y muchos de los alumnos y alumnos quedaron satisfechos y alegres de experimentar y regresar a la calidez humana de cada uno de los mercados investigados.

Debo manifestar que estaban excluidos en la investigación todos las cadenas de supermercados de formato moderno, es decir los mercados fríos y sin personalidad y donde un producto cuesta por ejm. S/. 9.74 nuevos soles (por decir un precio cualquiera). Aquí mi trabajo (¿mi examen?), ya de hace muchos años le escuche contar lo hoy les relato y por ello agradezco al El Dr. Virgilio ROEL Pineda, mi examinador, es decir mi profesor. Gracias Maestro.

Si hay algo que siempre encontraras en un mercado peruano, es que tienen un “Patrón o Patrona”, esto es un santo o virgen, quien es el guardián(a) del mercado y en el Perú, casi el 90% de los mercados tienen como patrona a la Virgen del Carmen, la pregunta de casi todos los alumnos fue: ¿Porque profesor?, aquí esbozo una respuesta:
El hecho es que, en el Perú antiguo no se desarrollo una economía de mercado, cada pueblo se especializaba en productos que la tierra de su región le era favorable, pero para incrementar su dieta diaria deberían tener acceso a todo tipo de niveles ecológicos, incluyendo el mar. Esta forma de proveerse de alimentos lo realizaban los llamados “Mitmacunas”, quienes se trasladaban de un lugar a otro llevando y trayendo productos alimenticios, entre otras cosas.

A la llegada a un asentamiento o pueblo organizaban una especie de mercado, al mismo que lo llamaban “QATU” y solo ingresaban a este mercado las MUJERES, puesto que ellas eran la representante de la “KERY AWICHA” (la más querida), o MADRE (diosa) DE LA COCINA. Las mujeres que se encontraban en el “QATU” o mercado se les denominaba “QATERA”, hoy en el Perú la llamamos “CASERA”. Cuando se realizaba el intercambio o trueque se debería otorgar un regalo, este acto de regalar tenia como nombre “YAPAY” hoy lo llamamos “YAPA”.

Dentro de la concepción religiosa de los Incas, sus Padres Tutelares o Dioses tenían que “trabajar” y el trabajo que realizaba la KERY AWICHA era que todo alimento que ingresara a la casa tenía que ser lo mejor. La forma física de representación de la Madre (Diosa) de la cocina Inca era el “BATAN” y por ello esta herramienta que sirve para moler se encontraba al ingreso de la cocina o en un lugar que dominara toda el ambiente físico de la casa. ¡¿Y la Virgen del Carmen?!, fue el coro al unísono.

La región de Galilea en el año 300 a.C sufrió una gran sequia, cuenta las escrituras que el profeta Elías subió al Monte Carmelo, hay que tener en cuenta que la frase Carmelo significa “jardín” para implorar lluvia. Desde la cumbre de aquel monte, diviso una nube blanca que salía de las aguas del mar y subía al cielo manando abundante agua. Comprendió, entonces Elías, según la interpretación del Antiguo Testamento, que la visión era un símbolo de la llegada del Salvador, que nacería de una doncella inmaculada para traer una lluvia de alimentos, productos y bendiciones.

Desde entonces, aquella comunidad se dedicó a rezar por la que sería la madre del Redentor, iniciando así lo que constituyó el germen de la Orden del Carmelo o Carmelitas, cuya devoción hacia la Virgen permitió que naciese una nueva advocación: Nuestra Señora del Carmen; desde ese momento, cuando se presentaba una sequia en Europa se pedía a la Virgen del Carmelo hoy llamada Carmen para que ella intercediera ante el gran hacedor para que llueve y así fortifique los campos y los alimentos. A raíz de este relato bíblico la Virgen del Carmelo o Carmen se establece que ella es la patrona de los que proveen de alimentos a los hombres, mujeres y niños.

¿Alguna vez estimados amigos se han preguntado como era la acción de medir? Pues les comento, que recordando las enseñanzas de mi maestro El Dr Virgilio Roel, la forma de establecer la unidad de medida para el intercambio era una bolsa de un color determinado que se usaba para intercambiar los productos, es decir una balsa llena de papa versus la misma bolsa llena de camote. Esta bolsa tenía el nombre de “CHIMPU” (cuyo significado es acción de medir o pasar de un lugar a otro).

El trato entre los que efectuaban esta forma de trueque era de una perfecta confianza, ellos sabían que no estaban haciendo un intercambio con una persona común y corriente, sino que las veían como las representantes de las Kery Awichas, mejor dicho las Diosas de la Cocina Peruana.

Rodolfo “Locrito” Tafur

Material de Investigación:

Roel, Virgilio “Cultura Peruana e Historia de los Incas” 2001 UAP

 

 

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.