“Mis problemas los resuelvo yo”
Texto

“Mis problemas los resuelvo yo”

El día martes 17 del presente, en uno de los restaurantes del Chef Gastón Acurio, se reunieron muchas autoridades políticas de nuestro país; acudimos a la invitación cocineros, periodistas y amigos que deseábamos escuchar sobre un tema sensible que preocupa a muchos peruanos: El HAMBRE y la DESNUTRICION en nuestra patria. La convocatoria estuvo liderada por el propio Gastón Acurio y fue él, que en sus frases y comentarios, nos mostraba su deseo de ingresar el tema en la agenda política. “No queremos que el HAMBRE y la DESNUTRICION, sean temas relegados a ser simples enunciados; necesitamos que las autoridades incluyan en el Plan de Gobierno, estas demandas, URGENTES, en el país”, decía con voz contundente, Acurio. 

El anfitrión, expuso ante al Sr. Presidente del Perú y los ministros asistentes, las consecuencias de este gran problema y sin mediar rodeos, ensayó una primera solución que fue escuchada muy atentamente. Gastón Acurio puso sobre la mesa su sueño muy particular y lo puso en agenda, invitando a la discusión, tomando las riendas de este gran problema. Más allá de aciertos o no, su INICIATIVA, marca desde ya, un hecho plausible. 

Hago esta pequeña introducción, pues deseo comentar algo que acabo de leer: Un artículo del Sr. Ignacio Medina (Crítico culinario español) que tiene por nombre “Cocinar contra el Hambre” http://ignaciomedina.net/luchar-contra-el-hambre) y me es difícil entender por qué nos recuerda lo que ya conocemos, es decir no se ocupa del primer paso de un peruano preocupado sino que nos enrostra nuestro estado, debo suponer que desea que no pensemos en solucionar el problema sino en lamentarnos de nuestra realidad.

La actitud del Sr. Medina me hace recordar a un pasaje de mi vida, que con su permiso, traigo a estas líneas. Era el año 1986 y ostentaba el grado de Técnico Tercero de la Armada Peruana, además tenía el cargo de Presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa “Miguel Grau” de los servidores de la Marina de Guerra del Perú, asimismo fui nombrado Presidente de la Central de Cooperativas de las FFAA y FPP y ello conllevaba un puesto en la Confederación Nacional de Cooperativas del Perú e INCOOP; pero veía con mucha preocupación que mi país estaba siendo destruido por la atrocidad terrorista, fue entonces, que decidí renunciar a todos los cargos directivos y a una oficina cómoda en una Dependencia Naval para enlistarme al combate, pasé de ser un reconocido presidente cooperativo y respetado Técnico A.P a ser un soldado más de mi país; es decir, no dudé en dar el primer paso para defender a mi patria. 

Como es natural, la sorpresa y desaprobación de mi esposa fue mayúscula, luego ella entendió que no era yo, sino el futuro de mi país y el de mis hijos, el que estaba en juego. Con la llamada telefónica de mi padre entendí la frase “El que no quiere a su patria no quiere a su madre”. En ese momento de octubre de 1986 di el paso, jamás me amilanó la indiferencia de muchos de mis amigos, ni las fúnebres maquinaciones de otros, que como usted, no quiere que resolvamos nuestros problemas.

No señor Ignacio Medina, LOS PERUANOS tenemos un problema que afrontar y somos nosotros quienes a nuestra manera y con nuestros errores enfrentaremos este escollo social. Ud. pone una frase muy sugerente “Si los cocineros «peruanos» quieren resolver el problema del hambre pueden ……..”. Es decir que los peruanos, en este caso los cocineros ¿no tenemos la capacidad de resolver nuestros problemas? Ud. habla de salarios justos y reconocimientos laborales, pues le invito a que mire hacia atrás y vea quiénes fueron los que se llevaron y siguen llevándose nuestra riqueza. Que ¿hay hambre y desnutrición en Perú? también lo hay en España, que, ¿hay corrupción en Perú? también lo hay en su país. Pero jamás criticaría a España y a su gente por lo que sucede allí. No me gustaría leer en el futuro una carta suya muy parecida a la que escribió el Capitán Mancio Serra de Leguizamón.

Rodolfo “Locrito” Tafur.

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.