“Niño costero”

 MI SALUDO A TODOS MIS AMIGOS Y AMIGAS:

Esta navidad es diferente. La tradición o costumbre me dice que hoy debería escribir cosas de paz, armonía familiar y augurar prosperidad para el próximo año. Además, esas son las cosas que deseamos y merecemos leer: y nos decimos: qué todo, a pesar de las circunstancias, saldrá bien.

Comenzamos el 2017 con el “Niño costero”. Ríos de agua y lodo recorrieron las calles y el Norte del Perú sufrió su mayor catástrofe, me temo que ahora en el 2018 se presenten los mismos problemas, la reconstrucción no ha comenzado, o por lo menos no se ve. No hubo día que no leyéramos sobre agresiones y muertes de mujeres, yo diría que esa noticia al inicio nos sorprendía y ahora en diciembre de 2017 estamos acostumbrados a escucharlo. Un día desapareció nuestra “papá a la huancaína” y “la papa rellena”, no habíamos sembrado papas y hasta hoy en día consumimos papa extranjera. ¡En el país cuna de la papa no había papa!. Recuerdas el “limón”, hasta 50 soles el kilo y adiós ceviche. En junio de este año descubrimos que algunos peruanos “aman más al candado que a la vida humana”, dos compatriotas murieron en un incendio de las “Malvinas”, donde la patronal los encadenaba para que no salgan y hasta hoy no hay nada conciso. Se incrementó el número de presos en las cárceles del Perú, Ah¡¡¡ olvidaba decirles: Eran presos preventivos. Pues la fiscalía nunca presentaba denuncia y al término de la prisión preventiva del supuesto “reo” aunque a todas vistas era “culpable” salía libre. Solo el futbol nos dio alegría y llegamos al mundial.

Un día el más alto funcionario del país se presentó con su pizarrita y nos explicaba que íbamos a tener otro aeropuerto en el Cuzco, que lo construiría una empresa extranjera y como buenos peruanos íbamos a entregarle el 80% del costo de la construcción y el 20% lo ponía un banco y como los peruanos somos “generosos” íbamos asumir el costo de los intereses de ese prestamo. ah¡¡¡¡¡¡¡¡ La empresa constructora manejaría el aeropuerto por 40 años, además de “devolverle” el 100% de lo “invertido” en la construcción.

Nuestro “ÚLTIMO TESORO” empezó a desfallecer y con ello nuestro orgullo e identidad: La COCINA PERUANA y su Feria Internacional. Este 2017 fue una expresión de desencanto donde el “Chancho al Palo” se convirtió en el plato “estrella” del Perú.

Estamos en el doceavo mes, al último del año, con inmenso desgaste emocional, físico y espiritual. Los políticos, de todas las bancadas juegan con nuestras psiquis buscando enloquecernos o doblegar nuestro temple. Dictan medidas que, lejos de resolver problemas, los agrava a niveles escandalosos para hundirnos aún más en un grosero camino de odio y de incertidumbre; así no llegamos a nuestra meta que es vivir en paz. La perversidad de casi un desgobierno alimentado por la debilidad de nuestras autoridades queda en evidencia que caminamos al borde de la cornisa social. La portada de “La Republica”, importante medio de comunicación lo dice todo “NI UN ERROR MÁS, PRESIDENTE”.

No sé, si por mandato divino, en enero llega el Papa, tal vez (espero que SI) nos traiga nuevos vientos de convivencia social; en Junio juega Guerrero, roguemos que nos de alegría en nuestros corazones y solo pedirte a ti PPK, YA NO MAS BAILECITOS ni chistes imposibles de reir, solo y solo HONESTIDAD.

Feliz Navidad queridos amigos, y que el 2018 sea un año de alegrías y felicidad.

Su amigo Rodolfo “Locrito” Tafur

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.