LA PIÑA

 

Muchas veces conversamos entre amigos cocineros sobre las influencias gastronómicas que llagaron a América y también al Perú y, muy pocas veces nos referimos como América y el Perú aportó al mundo gastronómicamente.

Hoy conversaremos sobre “La Piña”, esta deliciosa fruta ocupa el 3° puesto como la fruta más consumida en el mundo y aquí en casi todo el territorio peruano este último verano se convirtió en una de las más consumidas ya que el calor fue refrescado por un “vaso de piña helada”. Muchos dicen que la PIÑA proviene de América del Sur y fue en Brasil, Paraguay y Argentina donde los colonizadores lo encontraron y lo bautizaron como Piña por la semejanza entre nuestra fruta y los piñones o bellotas del Pino.

Los Indígenas de Guaraníes lo llamaban “ANANAS” que significa fruta excelente. En México, Oaxaca existe un baile llamado “Flor de Piña” y su vistosidad es hermoso. Aquí en Perú, utilizamos el vocablo “Piña” para referirnos a la persona que sufre una desgracia o la mala suerte lo acompaña y la razón se origina a raíz que la palabra quechua “Phiña significa enojado, colérico, ofendido, resentido.

Entonces cabe preguntarnos: La Cultura pre Inca e Inca lo conocieron, lo consumieron y como lo llamaron? El padre Pablo Maroni, jesuita misionero en el Amazonas escribe lo siguiente: “A más destas hay mas mil fruticas silvestres con que sueles no solo los indios sino también muchos españoles entretener el apetito y mitigar la sed que causan los ardores del sol pero ninguna hasta aquí he encontrado que no me haya parecoido digna de particular elogio, solo una La Piña” (sic).

Los indígenas lo llamaban “ACHUPALLA”: ACHU O ACHUY, carnoso, jugoso. PALLA, mujer soltera, hermosa, mujer honorable.

Rodolfo “Locrito” Tafur..;

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.