Tarta Gianduia
Piemonte

Ingredientes:

  • 340 g de azúcar refinado,
  • 250 g de cobertura de chocolate,
  • 200 g de chocolate puro,
  • 140 g de mantequilla,
  • 100 g de nata [crema de leche],
  • 90 g de harina de trigo,
  • 90 g de fécula de patatas [papas],
  • 50 g de avellanas,
  • ½ vasito de Coñac e ½ de Marrasquino,
  • 6 huevos,
  • 3 yemas de huevo,
  • 1 cucharadita de miel,
  • 1 sobrecito de vainillina,
  • 1 cucharada de gelatina de albaricoques

Tostar las avellanas en el horno durante algunos minutos, luego frotarlas con un trapo para que pierdan el pelaje. En un sartén derretir a fuego lento 1 cucharada de azúcar e incorporar las avellanas. Pasar la preparación a un mortero y machacarla. En otro sartén batir los huevos con las yemas y 250 g de azúcar y dejar que se enfríe la preparación teniendo el sartén a baño María y batiendo sin parar. Apagar el fuego, y sin dejar de mezclar, incorporar la miel y dejar que se enfrié la preparación que debe quedar bien montada. Verter tamizando la fécula y la harina de trigo (reservar 1 cucharada), mezclar delicadamente y, finalmente, incorporar 125 g de mantequilla que se derritió precedentemente en un pequeño sartén a baño María junto con 70 g de chocolate puro rallado, la vainillina y la preparación de avellanas. Verter la preparación en un molde para tartas engrasado con el resto de la mantequilla y rociado con la harina que se reservó, nivelarlo y cocerlo en el horno a 190°C durante 50 minutos. Cuando esté cocido, colocar el postre sobre una parrilla y dejar que se enfrié. Mientras tanto, derretir en una cazuela a fuego lento el resto del chocolate puro con la nata. Cuando comience a hervir transferir la mezcla a un recipiente y mezclar de vez en cuando para evitar que en la superficie se forme una capa fina. En otra cazuela sobre el fuego lento derretir la gelatina de albaricoques con 1 cucharada de azúcar, mezclando continuamente, durante 2-3 minutos. Apagar el fuego y mantener la gelatina caliente. Tomar la nata derretida en el chocolate y batirla hasta montarla bien. Cortar la tarta horizontalmente por la mitad obteniendo dos discos; colocar el de abajo sobre un disco de cartón forrado con papel impermeable de cocina y mojarlo con 2/3 de Marrasquino, y 1/3 de coñac. Luego untar la nata montada (reservar una cucharada para la decoración), nivelándola bien con una espátula, y cubrir con el otro disco. Mojar con el resto de los licores y decorar con la gelatina, untándola sobre la superficie y sobre los bordes de la tarta. Cubrir luego con la cobertura de chocolate derretida a baño María y colocar la tarta sobre una bandeja. Colocar la crema reservada en una manga pastelera y utilizarla para escribir sobre la superficie la palabra “Gianduia”. Si no se sirve inmediatamente, dejarla en un lugar fresco pero no en la nevera.

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.