La obesidad infantil es un problema que cada día se hace presente en más familias en el mundo. Muchas veces los padres, por el gusto de consentir a los peques, suelen ignorar las recomendaciones de los nutricionistas, ofreciendo muchas golosinas y comida rápida, lo que puede traer algunas consecuencias negativas en la salud de los pequeños de la casa.

Por esta razón, te vamos a dar algunas recomendaciones, para que puedas consentir a tus hijos, y al mismo tiempo proteger su salud, así como el cerrajero ayuda a proteger tu hogar.

Optar por una alimentación saludable

Esto no significa que tus hijos y tú nunca podrán degustar unas hamburguesas juntos, pero procura que su dieta diaria incluya una gran cantidad de frutas, verduras, granos integrales, también alimentos con proteínas magras, y lácteos bajos en grasa.

Las meriendas a media mañana y media tarde, en lugar de una galleta de chocolate, es mejor un poco de fruta, fresca o en jugo, galletas integrales, yogur.

Respecto a las bebidas, evitar refrescos es lo mejor, en su lugar prefiera agua, jugos naturales sin azúcar añadida, y leche baja en grasa.

Más movimiento en familia

Cuando los peques comienzan a ganar un poco de peso corporal, se vuelven más lentos e inactivos. Esto no es bueno para su salud y su crecimiento. Recuerda esto, niños activos físicamente, desarrollan músculos y huesos fuertes, aparte de una condición cardiovascular óptima.

Los médicos pediatras han señalado que los niños cuya edad oscilan entre 3 y 5 años, deben mantenerse activos durante todo el día. En cuanto a los jóvenes entre 6 y 17 años, necesitan por lo menos 1 hora de actividad física al día.

Solo debes incluir algunas actividades, por ejemplo, pasear a la mascota después dela escuela, montar bicicleta, rastrillar hojas del jardín, y por supuesto, que practique algún deporte en un equipo, esto también será de gran ayuda para mejorar sus habilidades sociales.

Necesita una buena jornada de sueño

De acuerdo con los expertos, dormir bien ayuda a prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2, la obesidad, problemas de atención y comportamiento.

Aún no se ha determinado cuál es la relación que existe al respecto, sin embargo, algunos estudios han demostrado que no dormir suficiente, influye en el incremento de peso.

En caso de no saber cuántas horas deben dormir tus hijos, considera estas sugerencias.

  • Niños en edad pre-escolar, necesitas entre 11 y 13 horas de sueño al día, incluyendo las pequeñas siestas.
  • Niños entre 6 y 12 años de edad, requieren un descanso nocturno sin interrupciones, que oscile entre 9 y 12 horas.
  • Jóvenes entre 13 y 18 años de edad, deben disfrutar de un descanso nocturno entre 8 y 10 horas.

Recomendamos el cumplimiento de un horario de sueño, incluso los fines de semana, esto va a ser de gran ayuda para que tus hijos puedan dormir mejor.

Otra recomendación, en este sentido, es disminuir el uso de las pantallas, ya que ha sido demostrado por los científicos, que mucho tiempo frente al móvil o un ordenador, puede afectar la calidad de descanso nocturno, también influye en el incremento de peso y puede afectar su capacidad de concentración.

Por admin

error: Content is protected !!