PAPITAS MORADAS, PAPA QUE ACARICIA

 

Alrededor de 1446, el volcán Sabancaya entró en erupción y empezó a destruir los sembradíos y cambió el clima de la zona. El Inca ordenó que se hicieran ofrendas a dicho Apu y a los Apus aledaños como el Hualca Hualca y Ampato. Una de las Ofrendas más importantes fue sacrificar a una hermosa doncella y ofrecerla al apu Ampato. Esta hermosa niña, llamada hoy Juanita, fue considerada como la mensajera real y divina y se la encontró vestida con una impresionante Llicta de color MORADO con arreglos blancos.(N.A)*(1)

De acuerdo a la nota arriba considerada, se podrá notar que uno de los colores más respetados era el color morado. Este color tenía como nombre KULLI MAYWI que significa “el color (morado) que acaricia”, representaba al color de los Dioses en el mundo Inca.

En el Perú prehispánico, todos deberían tener sus chacras, esta definición quiere decir que sus Dioses, llamados el Sol, la Luna , El Rayo; así como también sus animales, como el zorro, cóndor, la llama, el paujil, etc; contaban con un lugar de sembrío. Evidentemente estos (Dioses y animales) no podían sembrar sus tierras, por ello, cada habitante, así como cada Ayllu, sembraba para sus deidades dentro de sus tierras en una pequeña porción dedicada a su Dios o animal de preferencia. En esta se sembraba el mejor y escogido producto, que generalmente era de color morado o con alguna tonalidad alrededor de este color que para ellos era sagrado. Abundaban las papas moradas o de tonalidad oscura. Estas se cosechaban y se consumían en las más importantes fiestas del Perú Andino. Las había de mil formas y cada una de ellas tenía un nombre, y la mejor papa siempre se ofrendaba a la huaca familiar, ya que la papa fue un producto de uso y sembrío familiar a diferencia del maíz, que era un producto estatal.

Hoy en día se han redescubierto este tipo de papas (las moradas u oscuras). Su consumo tiende a crecer constantemente porque diversos estudios epidemiológicos apoyan la relación entre el consumo de alimentos ricos en compuestos fenólicos, como el Zea mays L, con la prevención de males como la enfermedad cardiaca coronaria, ateroesclerosis y ciertas formas de infarto y cáncer. Recientemente, se ha reportado que estos alimentos tienen actividad antioxidante y pueden mejorar los perfiles lipídicos en modelos experimentales.

En las zonas andinas del Perú, la papa morada, es utilizada en su totalidad, ya que la infusión de sus hojas es un excelente anti espasmódico así como un desinflamante natural. Dicese que el jugo de las papas crudas previene y combate las ulceras gástricas y alivia los males reumáticos. Pero el uso mas importante de las papitas moradas en relación a su uso medicinal es su preparación como TOKOSH, aunque en el Perú su uso es muy limitado, países como Francia, Italia y Japón han descubierto su real importancia porque es un excelente alimento vitamínico, reconstituyente y combate todo tipo de enfermedades infecciosas incluyendo el cáncer por contener una especie de penicilina natural muy beneficiosa para el cuerpo humano. (2)

El cultivo de las diversas variedades de papas nativas, especialmente las de color morado son una excelente alternativa para gurmetizar este apreciado tubérculo haciendo que este presente en las diversas cocinas del mundo como la mas bella guarnición.

Actualmente su presentación es en forma de Chips o papitas fritas. El nacimiento de esta forma de preparación sucedió por la discusión que tuvo el Chef George Crum con un cliente sobre el grosor de las papas fritas presentadas en su plato, cuyo primer nombre fue y sigue siendo en algunas partes, French frites. Durante una cena el comensal Commodore Cornelius Vanderbilt, devolvió el plato de papas fritas que hacia el Chef Crum por ser gruesas, y elevó su queja al administrador pidiendo piezas más delgadas, pero estas tampoco gustaron al cliente. Ya desesperado Crum, decidió hacer unas papas tan finas y tan crujientes que no fuera posible pincharlas con un tenedor. El cliente se quedó perplejo sin decir nada ante las papas con aspecto de papel y de color tostado debido a la fritura, que tenía ante sus ojos. Pero le gustó esta nueva presentación de las papas fritas y en otras visitas al restaurante las solicitaba, al igual que otros clientes. Mr. Vanderbilt denominaba a estas patatas “Potato crunches”, y otros clientes Crum's potato chips. Estas se presentaban en un cesto de paja, envueltas con fino papel.

Al observar estas papitas se nos abre el apetito. Bienvenidas nuevamente las Papitas KULLI MAYWI, hijas del pobre y viejo HUATIO.

Rodolfo Tafur Zevallos

Bibliografia

•  CHAVEZ CHAVEZ, José Antonio. INVESTIGACIONES ARQUEOLÓGICAS DE ALTA MONTAÑA EN EL SUR DEL PERÚ . Chungará (Arica) , jul. 2001, vol.33, no.2, p.283-288

•  Brack Egg, Antonio. Diccionario Enciclopedico de las Plantas Utiles del Peru PNUD y Centro de Estudios Regionales Andinos, jun 1999

Nota y comentario:

Hola Tony: Te comento que aqui en Peru ha empezado la fiebre de las papas nativas. Te cuento que estas papas son muy ancestrales y eran papas de especial uso con caracter religiosos, ahora  se han redescubierto y su uso es muy apreciado. Espero que te guste

Rodolfo

En San José de Aymara, en Huancavelica, los agricultores llegan a cosechar en dos parcelas de 120 por 120 metros , hasta 1,400 tipos distintos de papas comestibles

 

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.