RANFAÑOTES, GUARGUEROS y OTROS

 RANFAÑOTES, GUARGUEROS y OTROS

“La Cocina del Perú puede estar al más alto nivel del mundo, que sus insumos (quinua, papas, alpaca, ajíes, cuy, etc.) y técnicas (pachamanca, huatia, cancas, humintas, etc.) no son hechura de gente ignorante y sin cultura, sino que es el legado de una de las mas grandes culturas del mundo antiguo …”
Rodolfo “Locrito” Tafur.


Casi siempre escucho la siguiente explicación: El “CauCau” es un plato que lo hicieron los esclavos negros en tiempos coloniales al recoger las viseras de los animales que el “patrón” español no lo comía, igual suerte corre el delicioso “Anticucho”, el emblemático “TacúTacú”, la riquísima “Kalaphurca” , el aromático “Chunchulíes”, el “Rachi” y no se que otro plato mas. Es incomprensible que todavía se siga definiendo a nuestra noble “Causa o Kausa” como un producto de unas elegantes damas que salieron a repartir dicha preparación al termino de la arenga libertaria de Don José de San Martin, aunque otros colocan dicha acción en los aciagos días de la guerra con Chile.


Me sorprende que muchos conocedores digan y afirmen que “comíamos sobras”. Que poco nos valoramos. Estimados amigos, el producto, la siembra o crianza, su preparación, la entrega y su consumo siempre ha sido SAGRADO en el Perú antiguo y por lo tanto TENIAN UN VALOR muy especial.


El Diario “El Comercio”, de nuestra capital, Lima, nos cuenta que una de las delicias del ultimo MISTURA fue postre llamado “RANFAÑOTE”; además dice que existen dos versiones sobre su historia, estas dos son a saber, la primera, a la época de la esclavitud en su ciudad natal; y la segunda, al conflicto entre Perú y Chile en el siglo XIX : “Se dice que el sobrante de la comida de los patrones se combinaba para darles de comer a los esclavos; pero también se refiere que el pan tostado y el queso eran el rancho que recibían los soldados en la guerra con Chile. Ahora, esto se ha convertido en un exquisito postre”.


Solo quiero referirme a la etimología de la palabra RANFAÑOTE porque es muy difícil establecer fehacientemente su nacimiento; este postre tan especial lo he encontrado en las memorias de muchos pueblos alto andinos y hasta los que hoy se encuentran en las zonas de ceja de selva y he podido constatar que la palabra RANFAÑOTE es la castellanización de “RAKRAÑUT'UY”. Que se traduce como triturar o masticar fuerte un bocado. En la zona de ceja de selva norte se puede encontrar la siguiente frase: “RUNKHI ÑUT'UQ”, cuya traducción seria alimento tosco para masticar.


Con estas frases no afirmo que la cuna del RANFAÑOTE es pre hispánica, solo quiero hacerles conocer que en muchos pueblos alto andinos y sobre todo en lugares de ceja de selva existe estas preparaciones y que las abuelas las denominan con los nombres arriba enunciados.
De igual manera podemos decir del “GUARGUERO”, este delicioso postre de forma tubular, como nombre tiene raíces quechuas, ya que existe la frase warkuq, cuya traducción seria “colgarse del cuello", así como también "cuello” también se puede escuchar a los quechua hablantes la palabra “WARWE” para referirse al cuello de las alpacas u otro camélido peruano.


Un dato para su análisis, Tirso de Molina (Madrid 1583- +Almazán 1648), en su obra teatral “El Pretendiente al revés” presenta a un personaje de nombre “Guargüero”. Era un sacristán con el cuello aflautado


Rodolfo “Locrito“Tafur

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.