La alimentación en forma saludable significa comer una diversidad de alimentos para que los niños reciban los nutrientes (proteínas, carbohidratos, minerales, vitaminas, grasas), que requiere para un crecimiento normal, si su hijo come una variedad de alimentos de manera regular, estará bien nutrido.

¿Cuánta comida es buena para su hijo?

En el caso de bebes y niños pequeños, estos pueden comer una cantidad adecuada en cada comida, siempre y cuando sean alimentos saludables. En el caso de los bebes estos lloran para indicar que tienen hambre, cuando se llenan dejan de comer.

Pero todo se complica a los 2 o 3 años cuando los niños prefieren el sabor de algunos alimentos y rechazar el sabor de otros y tener variaciones en cuanto al hambre que sienten. Lo mejor es darle acceso a los alimentos saludables y que decidan cuanto comer.

El patrón de consumo de las calorías varia de un día a otro, un niño puede comer mucho en el desayuno y almuerzo y poco en la cena, al día siguiente puede que el niño coma poco en el desayuno, mucho en el almuerzo y muy poco en la cena.

Los padres no deben esperar que los niños coman la misma cantidad de comida y de refrigerio todos los días.

¿Cómo puede ayudar a su hijo a comer bien y a estar saludable?

Una manera de ayudar a su hijo a comer bien y ayudar a los padres a que se preocupen menos, es conociendo lo que el niño quiere comer y el padre es el que decide que alimentos debe consumir.

El trabajo del padre es ofrecer alimentos nutritivos en las comidas y los refrigerios, también decide que, donde y cuando comer. El trabajo del hijo es decidir cuánto comerá de los alimentos que le sirven o si quiere o no comer.

Al niño le puede tomar un poco de tiempo adaptarse, con el tiempo su hijo aprenderá que le permitirán comer tanto o tan poco como quiera en cada comida y en cada refrigerio, esto alentara a su hijo a confiar en su medidor interno del hambre.

Causas de los malos hábitos

En niños que son sanos, se pueden formar malos habitos alimenticios por diversos motivos, los niños tienen preferencia por los sabores dulces, pero para que los bebes aprendan a comer deben disfrutar los sabores, ya que muchos alimentos nutritivos no son dulces.

Si en la casa hay golosinas y sodas a la disposición del niño esos serán los alimentos que este escoja, en vez de un refrigerio nutritivo, pero prohibir estas opciones puede hacer que el niño las quiera más.

Intente mantener disponible una variedad de opciones de alimentos nutritivos y atractivos, entre estos las barras de queso, galletas de trigo y mantequilla, jugos con fruta natural, frutas frescas y secas, zanahorias pequeñas,  yogur bajo en grasa con frutas frescas.

La necesidad de una preferencia personal, son las luchas de poder entre un padre cerrajero y su hijo pueden afectar la conducta alimenticia, si se presiona a los niños a comer un alimento especifico, se debe ofrecer una variedad nutritiva para que este escoja el alimento adecuado.

Por admin

error: Content is protected !!